El método utilizado para estimar la abundancia es el basado en el éxito de trampeo, concepto definido como el número de individuos capturados mediante la utilización de un sistema de trampas durante un período de tiempo controlado:

 

El esfuerzo de captura está definido por el número de trampas colocadas por el número de días que funcionaron.

Ejemplo:

Si se colocan 10 trampas de captura por noche durante 2 noches consecutivas, el esfuerzo de captura realizado será de 10 x 2 = 20.

El método para estimar la abundancia es el éxito de trampeo, basado en el establecimiento de estaciones de muestreo en las diferentes unidades ambientales del área de intervención.

 

Descripción del método

El método se basa en el establecimiento de sistemas de captura denominados estaciones de muestreo, cada uno de ellos compuesto por al menos diez trampas (puntos de captura) para Rattus spp. y 10 para Mus musculus.

Una estación de muestreo es un conjunto de trampas agrupadas dentro de una unidad ambiental determinada. Dentro de un área de intervención se establecerá al menos una estación de muestreo por unidad ambiental.

El valor de captura arrojado por cada estación de muestreo referenciará la abundancia de roedores en la unidad ambiental en la que fue establecida.

Cada estación de muestreo, al cabo del período de trampeo, brindará un valor de captura que será representativo de la unidad ambiental en la que fue colocada.

 

Condiciones que debe cumplir una estación de muestreo

Una estación de muestreo debe cumplir varias condiciones:

  1. Las trampas deben activarse, al menos, durante dos noches consecutivas.
  2. La ubicación de cada una de ellas debe ser constante durante las todas noches: una vez elegida la ubicación, no podrán cambiarse de lugar.
  3. Las trampas de una estación de muestreo deberán estar colocadas, todas ellas, dentro de una misma unidad ambiental.
  4. El número de trampas deberá ser el mismo en cada una de las estaciones de muestreo, y permanecerá constante a lo largo de todo el muestreo.
  5. Se establecerá, al menos 1 estación de muestreo por cada unidad ambiental presente en el área de trabajo.
  6. Podrá colocarse más de 1 estación de muestreo por unidad ambiental; cuanto mayor sea ese número, mayor será la riqueza de los datos obtenidos.
  7. El número de las estaciones de muestreo será constante durante todo el estudio.
  8. Cada día se registrará el número de capturas y se repondrá la trampa que ha servido para ello.
  9. Puesto que lo que se busca es indagar acerca de la capacidad de carga de una unidad ambiental (número máximo de roedores que ésta puede albergar), tanto las estaciones de muestreo como las trampas serán dispuestas de modo de lograr la mayor cantidad de capturas.
  10. Cuando el método se aplique durante la Fase de Evaluación para medir los cambios producidos por la ejecución del programa, el número, la ubicación y los días de activación no se deberán modificar, tanto de las estaciones de muestreo como de cada una de las trampas. Sólo así se obtendrán resultados comparables entre sí.
  11. Se deberá tener presente la necesidad de reservar trampas para reponer las que hayan obtenido capturas o sido visitadas por roedores durante la primera noche. Para ello, además del número total de trampas colocadas, se deberá contar con una reserva del 40 % de ese número total. Es decir, si se colocan 100 trampas. La reserva sin colocar será 40.

 

 Criterios para la ubicación de las estaciones de muestreo
  • Se establecerá al menos una por unidad ambiental. Se asume que el resultado proporcionado por la estación de muestreo es referencial de la abundancia de roedores en esa unidad ambiental y por lo tanto, se extrapola a toda ella. La información integrada en los mapas orientará la ubicación de las estaciones de muestreo.
  • Si se colocara más de una estación de muestreo en una misma unidad ambiental y arrojaran valores sustancialmente disímiles (diferencia mayor que el 20 % del valor máximo), se subdividirá la unidad ambiental procurando establecer el límite del área de extrapolación entre ambas estaciones en base a valorizaciones objetivas de las heterogeneidades dentro de dicha unidad.
  • Si los resultados logrados en las estaciones fueran similares (diferencia menor que el 20 % del valor máximo), la unidad ambiental tendrá como referencia el promedio de ambos valores.
  • En el mapa, se consignarán todas las estaciones de muestreo y, una vez obtenidos los resultados correspondientes a cada una de ellas, se incorporarán en su respectiva estación.

 

Ejemplo:

Se colocan 4 estaciones de muestreo compuestas por 10 trampas cada para estimar la infestación de Rattus norvegicus durante 3 noches consecutivas en cuatro ambientes de una empresa distribuidora de alimentos y se obtienen los siguientes resultados:

 

1ª noche

2ª noche

3ª noche

Bodega

4

3

4

Taller

5

3

2

Parque posterior

2

2

1

Parte delantero

0

1

0

Con esta información, se determinará el éxito de trampeo para cada una de las estaciones:

 

Bodega

Se aplica la ecuación:

El esfuerzo de captura será para la primera unidad de muestreo 10 trampas x 3 días = 30

El número total de animales capturados: 4 + 3 + 4 = 11


Taller:

El esfuerzo de captura para la segunda estación de muestreo será también 10 trampas x 3 días = 30

El número total de animales capturados: 5 + 3 + 2 = 10

 

 

 

 

Parque posterior

Se repite el mismo esfuerzo de captura: 10 trampas x 3 días = 30

El número total de animales capturados: 2 + 2 + 1 = 5

 


 

Parque delantero

El esfuerzo de captura es el mismo: 10 trampas x 3 días = 30

El número total de animales capturados: 0 + 1 + 0 = 1

 

Como se observa, los resultados indican una diferencial de utilización del espacio que permite identificar las áreas críticas.

 

La información sobre los diferenciales de utilización del espacio por parte de los roedores es la base para el diseño de la estrategia de control directo a desarrollar en el marco del programa de control. A partir de ella se definirá la secuenciación, frecuencia y cantidad de rodenticidas a aplicar en cada sector, así como también las acciones de ordenamiento ambiental necesarias para revertir el estado favorable para la presencia de roedores que pudieran mostrar determinadas variables ambientales dentro del área.

La concentración de los esfuerzos en las intervenciones de control de roedores deberá dirigirse a los sectores en donde los individuos encuentran la mejor combinación de factores para agruparse en aglomerados o parches, dejando porciones del espacio relativamente desocupadas. Ésta es la información más valiosa proporcionada por los estudios de estimación de infestaciones.

 

Si se quisiera medir el impacto de una hipotética acción de control, bastaría con repetir el procedimiento a los 60-90 días de finalizado el control directo complementario colocando la igual cantidad de puntos de captura en los mismos sitios durante idéntico período de tiempo.

 

Valor umbral

Si bien subsisten profundas controversias, a modo referencial, en contextos urbanos y periurbanos resulta válido considerar como altos los índices de captura superiores a 5.

 

Elementos de captura

Para captura de Rattus norvegicus y Rattus rattus

Trampas tipo Tomahawk o trampas-jaula: Las trampas más ampliamente utilizadas son trampas de captura viva de malla de alambre. Consiste en una jaula metálica con una puerta-trampa con un gatillo o disparador en el que se coloca el cebo. El animal, al tirar de éste, acciona el disparador y la puerta se cierra sin posibilidades de ser abierta desde el interior. Su medida habitual es de 31 cm de largo, 17 de ancho y 14 de alto (31 x 17 x 14 cm), aunque varía de acuerdo al fabricante.

Es recomendable dar mayor tensión al resorte que la originalmente ofrecida por los fabricantes; esto se logrará acortándolo o aumentando la distancia entre los puntos de fijación. De esta manera se evitará que, una vez cerrada, la puerta pueda ser abierta por la presión ejercida por el animal sobre ella. También es conveniente curvar levemente el marco inferior de la puerta para impedir que, al cerrarse, ampute la cola del animal atrapado.

 

Trampa tipo Tomahawk o trampas-jaula.

 

Para captura de Mus musculus

Trampas tipo Sherman. Son trampas de captura viva construidas en aluminio o acero galvanizado perforadas, livianas y en diferentes tamaños. Son plegables, lo que facilita su transporte. La presión ejercida por el animal al ingresar en la trampa libera el mecanismo de acción que mantenía la puerta abierta. Pesan aproximadamente 200 g y al estar plegadas presentan un grosor de 1,5 cm. Se presentan en dos tamaños: de 27,5 x 8 x 9,5 y de 23 x 8 x 9,5 cm.

Trampa tipo Sherman.

 

Selección de los sitios de ubicación de trampas

El correcto uso de trampas, cualquiera que sea su tipo, exige su colocación en los sitios por donde usualmente transitan los roedores. Las pautas son las siguientes:

Rattus norvegicus y Rattus rattus.

  • En espacios interiores, se colocarán las trampas Tomahawk a 20 cm de paredes u otras superficies verticales. Se ubicarán en posición perpendicular a ellas, con la puerta abierta hacia la pared. Cerciorarse que el dispositivo esté lo suficientemente alejado de obstáculos para permitir el correcto cierre.
  • Cuando sea posible, las trampas se dispondrán en espacios donde haya evidencias de actividad de roedores o en su defecto, se las presuma.
  • Otros lugares adecuados para situar trampas son las cercanías (50 a 100 cm) de áreas de descanso (esquinas interiores formando ángulos de 90 grados) y de alimentación de roedores.
  • En exteriores, se colocarán en contacto con las construcciones u otros espacios de tránsito o refugio (leña, escombros, maquinarias) respetando, siempre que sea posible, la posición indicada para la colocación en interiores. Es admitida cierta flexibilidad.
  • Para la captura de Rattus rattus, afecta a las alturas, las trampas se sujetarán con alambre a vigas, tuberías u otros lugares de tránsito.
  • En todos los casos, deberán estar perfectamente afirmadas para evitar que el contacto de los animales con ellas genere movimientos que los ahuyenten. Antes de la instalación, es conveniente cerciorarse de que el suelo base sea lo suficientemente plano. Eventualmente, podrán eliminarse pequeños objetos que provoquen inestabilidad.
  • Rattus rattus puede descender a alimentarse a nivel del terreno. El lugar donde se alimentan también será un buen sitio para la activación de trampas. Dichas fuentes de alimentación podrán ser identificadas ya sea por manchas de grasa descendentes hacia ellas desde estratos superiores o por otros indicios (excrementos, daños, roeduras).
  • Por último, preferentemente, las trampas serán ubicadas en sectores que estén fuera de caminos, veredas, rutas u otras áreas de actividad humana.
  • Colocar una tira de cinta blanca adhesiva (de aproximadamente 10 cm de longitud) sobre la parte superior del lado más cercano a la puerta de la trampa. Esta cinta puede usarse para numerar las trampas.
  • La colocación se efectuará a última hora de la tarde y la revisión será efectuada lo más temprano posible en la mañana.

 

Los puntos azules indican los desplazamientos esperados para Rattus norvegicus en áreas interiores. Los puntos rojos, la ubicación de trampas en el perímetro; se priorizará su colocación en espacios con ángulos de 90 grados.