Luego de capturados, los roedores se trasladarán al lugar de procesamiento. Después de que todo el personal se haya colocado su equipo de protección, se abrirán las bolsas plásticas que contienen las trampas con los animales capturados. El procedimiento continuará de la siguiente manera:

Trampas Tomahawk

  • Colocar un trozo de algodón embebido en éter dentro de una bolsa plástica (preferiblemente transparente) de 100 x 110 cm y al menos 70 micrones de espesor.
  • Sacar la trampa que contiene el animal de su bolsa plástica y colocarla en la bolsa con el algodón embebido en éter (u otra alternativa de anestésico inhalable). Cerrarla y dejarla durante aproximadamente tres minutos o hasta que el animal quede anestesiado (el tiempo requerido es sumamente variable entre ejemplares). Se deberá evitar la muerte del animal para lo que se deberá prestar atención en no exceder el tiempo de inhalación de vapores de éter.
  • Cuando el animal esté inmóvil y no responda a estímulos, sacarlo de la bolsa y de la trampa y colocarlo con el vientre hacia arriba sobre la tabla de disección de corcho o poliestireno expandido (tecnopor) de alta densidad, de 50 x 50 cm protegida con plástico blanco.
  • Fijar el animal a la plancha mediante sus extremidades con horquillas metálicas.

El anestesiado se realiza colocando al animal en una bolsa plástica para ser sometido a vapores de éter durante un promedio de tres minutos. Sin embargo, el tiempo requerido es sumamente variable entre ejemplares, por lo que se deberá prestar atención en no exceder el tiempo de inhalación para evitar la muerte del ejemplar. (Cortesía Silvia Ramírez Aguilar).

 

Trampas Sherman

  • Colocar un trozo de algodón o gasa empapado en éter (u otra alternativa de anestésico inhalable) dentro de la bolsa plástica de anestesia (funciona muy bien una bolsa de cierre hermético de 30 cm x 30 cm) y sellar la bolsa.
  • Sacar la trampa que contiene el animal de su bolsa plástica.
  • Envolver la abertura de la bolsa de anestesia alrededor de la boca de la trampa con la mano por fuera de la bolsa, empujar la puerta de la trampa de modo que quede totalmente abierta hacia adentro de la bolsa plástica; con un fuerte sacudón hacia abajo, arrojar el animal capturado dentro de la bolsa y sellarla.
  • Observar al animal hasta que esté inmóvil y no responda al estímulo. Luego, sacarlo de la bolsa y colocarlo en la tabla de disección para el procesamiento.