Si dentro del programa de control se realizarán estudios que involucren el procesamiento de los roedores, previamente al comienzo de las actividades deberá localizarse un área adecuada para montar el laboratorio.

 

PUNTOS CLAVE

  • El lugar (habitación, galpón, carpa) deberá estar ubicado en un sector separado y deberá disponer de un ventilador o ventanas que permitan una buena ventilación del lugar.
  • El lugar de procesamiento puede también ubicarse al aire libre, cerca del área de control, en un sitio separado, alejado de la circulación humana, ganado u otros animales domésticos.
  • Las normas de bioseguridad para esta práctica deberán ser definidas por protocolos independientes a los establecidos para las restantes actividades del programa.
  • Los equipos de protección personal básicamente constarán de:

1) Ropa de cirugía descartable atada en la espalda (camisolín) u overoles descartables.

2) Cubrecalzados (cubrebotas) descartables.

3) Dos pares de guantes de látex.

4) Respirador con fuente de purificación de aire o respiradores de media cara y anteojos protectores. Los respiradores deberán ser con filtros HEPA (filtros de alta eficiencia).

  • Al finalizar el trabajo, el material descartable (camisolines u overoles, guantes y cubrebotas) deberá ponerse en bolsas plásticas bien cerradas y descartarse siguiendo las normas y reglamentos locales.
  • Luego de la toma de muestras, los cadáveres deberán ser rociados con una solución de hipoclorito de sodio a 10.000 ppm (solución comercial doméstica diluida al 40 %) y colocados en doble bolsa plástica y eliminadas como se describió anteriormente (Ver Protocolo de Bioseguridad)